Miguel Aguerralde : “Lo bonito de esta profesión es contar historias”

Miguel Aguerralde

Escritor

Los ojos de Dios o Noctámbulo, son algunos de los libros  de Miguel Aguerralde, escritor de novela negra. Este profesor de primaria, natural de Madrid y residente en Canarias desde los diez años, nos cuenta su experiencia, por las sendas de la literatura.

Llama bastante la atención, el que mientras que la mayoría de los escritores suelen estudiar periodismo, tú estudiaras magisterio ¿a qué se debe?

Escogí magisterio porque era lo que me gustaba, lo de  escribir vino después. Fue justamente mientras estudiaba para las oposiciones en la biblioteca de Las Palmas. Me aburría de estudiar y me ponía a leer libros; pero siempre fallaba algo, nunca encontraba un libro que reuniese todo lo que mi mente demandaba. Se podría decir que fue de mi frustración, como lector y como dibujante de cómics, de donde surgió mi primer relato.

Es decir, que no empezaste a escribir con la intención de publicar…

Para nada, es más, cuando empecé a escribir ni siquiera sabía que aquello era una novela, sólo tenía intención de que lo leyeran mis familiares y mi amigos. Fue cuando terminé Claro de Luna, que decidí enviarlo a editoriales, pero no conocía ese mundo y lo envié a algunas demasiado grandes que obviamente me devolvían los manuscritos, por lo que perdí la ilusión, ya que me costaba mucho dinero imprimir y enviarlos.

Entonces, ¿cómo lograste que editaran tu primer libro?

Un día en un taller de lectura que impartí siendo ya profesor, le comenté a uno de los integrantes que tenía algunas cosas escritas y me aconsejó dos editoriales canarias que buscaban libros. Envié Claro de Luna a Ediciones Idea y parece ser que les gustó.

¿Cuál ha sido tu experiencia con las editoriales?

Yo he trabajado con dos editoriales diferentes, Ediciones Idea, con la que edité mis dos primeros libros y 23 Escalones, una editorial que empezó muy fuerte y que contactó conmigo para ver si podía ofrecerles algo, lo cual es un privilegio, ya que eso nunca suele pasar. Ninguna ha ejercido presión sobre mi trabajo, escribo a mi ritmo y publico con quien quiero, o más bien con quien me quiere, porque no tengo contrato de exclusividad.

Pasando a temas más relacionados con tu obra, ¿por qué novela negra?

Pues en realidad no lo sé, de hecho de pequeño era muy asustadizo, tenía problemas para dormir, mi madre ni siquiera me dejaba ver dibujos en los que salieran escenas violentas. Pero  conforme fue pasando el tiempo, más bien por orgullo, fui ”obligándome” a ver y leer películas y libros de miedo. De hecho, a veces, cuando estoy con una novela tengo que parar porque me ha parecido demasiado fuerte lo que escribía. Sin embargo creo que eso es para mi una ventaja, ya que si no fuera tan sensible al terror, no lograría la misma fuerza en las novelas ni podría transmitir lo que transmito en ellas.

A la hora de escribir, ¿hay algo que te inspire especialmente?

Cuando voy a escribir, pienso en un tema que me llame la atención y a  partir de eso voy buscando información. También escucho bandas sonoras de temas relacionados; pero sobretodo, veo mucho cine, creo que esa es mi mayor inspiración.

Claro de Luna, Noctámbulo, Los ojos de Dios y Última parada: la casa de muñecas, son tus cuatro libros editados hasta el momento. Has seguido dentro de la misma temática pero, ¿notas diferencias entre ellos?

Sin duda. Ten en cuenta que Claro de Luna la escribí con 20 años y Última parada, apenas acaba de ser publicada en 2012.  Tienen más de diez años de diferencia y mi madurez como escritor marca una gran evolución; además, supongo que con veinte años aún no sabes tanto de la vida como para escribir sobre personas. En las últimas novelas, la temática está mucho más trabajada y los personajes son bastante más profundos.

Tu libro más vendido hasta ahora ha sido Última parada: la casa de muñecas pero, ¿ a qué libro tienes mayor apego?

Es cierto que el más vendido ha sido Última parada, también ha sido el mejor publicitado y distribuido de los cuatro, pero del que mejores críticas he recibido ha sido de Noctámbulo, de hecho mucha gente me pide una segunda parte. Sin embargo, el que a mí me parece más interesante es Claro de Luna porque tiene de todo, pero al ser el primero que escribí, mi poca experiencia  hizo que no fuera tan bueno, más no me planteo hacer una re edición, los libros salen como salen y no me gusta la idea de cambiarlos.

Hemos hablado de ti como escritor, pero ¿cómo te consideras como lector?

Pues la verdad es que leo poco y lento; siempre me pongo a pensar en cómo lo hubiera escrito yo, o qué matiz le hubiera dado a tal personaje. Cuando me doy cuenta, ha pasado el tiempo y aún voy por el principio. Leo despacio por deformación profesional…

¿Has considerado dejar tu profesión, para dedicarte únicamente a escribir?

Vivir de la literatura hoy en día es muy difícil. Tienes que vender muchísimos libros, y no sólo aquí, sino también a nivel internacional, porque es muy poco el porcentaje que se lleva el autor. Si pudiera vivir sólo con lo que me proporciona la literatura, no lo dudaría. Está claro que algo a lo que le dediques todo tu tiempo, saldrá con mucha más calidad,  que algo a lo que sólo puedes dedicarte en tus ratos libres. Sería un sueño.

Hablando un poco de la actualidad… ¿cómo te ha afectado como escritor, el uso masivo de Internet y sobretodo de las redes sociales?

Sin duda las redes sociales me han ayudado mucho, yo las considero la alternativa del pobre.  Gracias a ellas he podido viajar y conocer mucha gente, me han hecho vender más libros que la promoción de mis editoriales. Ahora mismo puedo difundir mis obras, lo cual antes suponía un dineral en publicidad, sin gastar nada. Sin embargo, gracias a Internet, todo el mundo es crítico de cine y de literatura, todos podemos abrirnos un blog y opinar sobre lo que queramos y en ocasiones podemos leer verdaderas burradas…

Y ¿ qué opinas de la tan temida ”exterminación” de los libros de papel?

Creo en el cambio de formato, pero nunca en la exterminación de la lectura,  que es lo realmente importante. Por un lado los lectores se gastan muchísimo dinero en libros, mientras que de manera digital pueden leer mucho más, a un coste bastante más reducido y en cuanto a los escritores, la difusión es sin duda mucho mayor. Por ejemplo, el otro día, me dijeron que Última Parada, se había vendido en Japón, México y Estados Unidos, lo cual, obviamente, no fue en soporte papel. El e-book nos está ayudando mucho a pesar de la fama ”infernal” que quieren darle las distribuidoras.

¿Qué hay del futuro, tienes proyectos en mente?

La verdad es que tengo siete u ocho novelas pensadas, entre ellas las segundas partes de Noctámbulo y de Ultima parada: Casa de Muñecas, espero que vayan saliendo poco a poco, a mi ritmo.

Para terminar, ¿cómo te ves dentro de diez años?

Me veo más calvo… (ríe). La verdad es que no tengo ni idea, la cosa está muy difícil. No tengo claro si podré publicar, pero sin duda me veo escribiendo. Me gustaría tocar otros estilos más allá del misterio y el terror… pero no de forma impuesta, sino porque me nazca,  al fin y al cabo da igual el tema, lo bonito de esta profesión es contar historias…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s